El Comité de Empresa de la CAR ,del que STAR forma parte, emplaza a la revisión del protocolo establecido ante alertas por riesgo de incendios forestales. Bomberos Forestales sometidos a estrés térmico y duros trabajos preventivos se enfrentan tras su jornada a incendios en los que pueden llegar a estar hasta 18 horas continuadas.

Esta semana La Rioja se encuentra en riesgo extremo por incendios forestales y tras el incendio de yerga se destapan graves deficiencias en la organización del dispositivo de extinción de incendios, el personal llega a los incendios agotado y con un importante estrés térmico.

Hace unos días el dispositivo de extinción de incendios de La Rioja  se puso a prueba con uno de los incendios forestales más relevantes en los últimos años, ello sirve para evaluar las fortalezas y debilidades del dispositivo, destapando graves deficiencias como son las maratonianas jornadas a las que se somete a los Bomberos Forestales. Este colectivo realiza su jornada ordinaria en la que se realizan trabajos preventivos con maquinaria pesada y a temperaturas que rondan los treinta grados, pero la cosa no acaba ahí, si se desata una alerta y han de acudir a un incendio ya agotados deberán afrontar hasta 18 horas en la extinción del incendio y realizar un pesado viaje de vuelta a su base al acabar el mismo.

Es incomprensible que habiéndose declarado riesgo extremo por incendios forestales se sigan realizando trabajos preventivos y otras tareas pesadas que dejan al personal extenuado y que debilitan la capacidad que el operativo tiene para afrontar un incendio forestal. Por si ello no fuera poco la Dirección General de Biodiversidad ha decidido que los Bomberos Forestales dejen de ejercer la Dirección de Extinción cuando llegan a un incendio y no se encuentre superior jerárquico en la zona que asuma el mando, dejándolos desprotegidos jurídicamente y ralentizando las labores de extinción a la llegada al mismo, a pesar de haber desarrollado esta función de manera eficaz desde la creación del Grupo Profesional de Bomberos Forestales.

Desde el Comité de Empresa de la CAR se emplaza a la revisión del protocolo establecido ante alertas por riesgo de incendios forestales, paralizándose los trabajos preventivos ante estos episodios y revirtiendo las competencias que hasta la fecha ostentaba este grupo profesional como Director de Extinción  en ausencia de superior jerárquico.