STAR denuncia que la Residencia de Personas Mayores de Calahorra lleva desde el mes de noviembre sin médico, lo que está provocando una situación insostenible, dado el perfil de sus residentes, así como el aumento de demanda de asistencia por los picos de gripe que hay en esta época. 


La Residencia de Personas Mayores de Calahorra se ha convertido de un tiempo a esta parte en un centro en el que alrededor del 90% de los residentes son severos y grandes dependientes. Un centro con este perfil de residentes y con una capacidad de 111 plazas requiere de una asistencia médica continuada.
En la plantilla del centro está contemplado un médico y desde el pasado mes de noviembre este puesto está vacío sin que la Consejería competente ponga remedio a esta situación.

Esto repercute en el normal funcionamiento del centro y en la atención a los residentes. Se han tenido que dejar de realizar los protocolos de prevención que se realizan en enfermería ya que no hay ningún médico que los supervise y valide. Por otro lado tampoco se revisan los tratamientos crónicos de los residentes siendo necesario estos actualizarse de manera periódica.
Teniendo en cuenta que estamos en plena época de gripe, el centro es un continuo ir y venir de médicos que tienen que ser llamados por enfermería y que acuden cuando pueden desde el Centro de Salud. Esto repercute además en una sobrecarga de trabajo para los médicos de atención primaria.
El personal de enfermería del centro está desbordado por esta situación, que se ve agravada por la imposibilidad de prescribir medicamentos sin consentimiento de un médico.

Esto se suma a la falta de personal que STAR viene denunciando desde hace tiempo, en concreto de los colectivos de Auxiliar de Enfermería y de ATS/DUES. En el año 2012 fueron reducidas las plantillas excusándose en recortes por la “crisis” y desde entonces, además de haber cambiado el perfil de los usuarios haciendo que necesiten más atención y dedicación, el aumento de profesionales ha sido casi inexistente. Por lo que la buena atención sólo se garantiza por la dedicación y profesionalidad de sus trabajadores.

Ante esta situación, el Sindicato STAR, como sindicato representativo de la Administración riojana, insta a la Consejería de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia a poner solución de manera urgente a la ausencia de médico en la Residencia de Personas Mayores de Calahorra, así como a aumentar la plantilla del centro de forma que dé respuesta a las necesidades reales, asegurando una atención de calidad a los usuarios de dicho centro.