STAR desaprueba la Orden de Bilingüismo publicada hoy ya que, como hemos reiterado en la negociación de la misma, presenta un proyecto educativo que plantea unos requisitos para el personal docente que dificulta la participación en el mismo a muchos Centros Públicos. Además, repite errores que se han dado en otras Comunidades Autónomas, y no parte de reforzar la materia de lengua inglesa.

La diferencia en cuanto a requisitos que se exige a la Escuela pública con respecto a la Concertada, puede suponer que algunos de los Centros Públicos que actualmente están desarrollando un Proyecto Bilingüe deban abandonarlo. Los requisitos de plantillas de docentes que se han establecido, superan las posibilidades de algunos centros. Y aunque permite cierta flexibilidad, sigue sin concretar su aplicación en los Centros Rurales.

La opción de metodología elegida por la Administración, supone muchos problemas organizativos y obliga a impartir en inglés las áreas de Ciencias Sociales y Ciencias de la Naturaleza. En relación a esto consideramos necesario que las evaluaciones externas que prevén, también contemplen el seguimiento para comprobar si los alumnos tienen carencias en el aprendizaje de contenidos de ésas áreas. No se debe correr el riesgo de centrarse sólo y exclusivamente en la progresión del alumno en la adquisición de la lengua inglesa.

Cómo hemos denunciado desde el inicio de esta negociación, nos parece un fallo fundamental no reforzar más la lengua inglesa desde infantil. Se ha aumentado en media hora la jornada lectiva de inglés en esta etapa, pero lo lógico sería que el contacto de los alumnos con la segunda lengua fuese en progresión y llegasen a Primaria preparados para escuchar un área concreta en otro idioma.

En lo que respecta al profesorado, esta Orden provoca preocupación, ya que no afecta sólo a personal interino sino a todo tipo de profesorado, esté en un centro con Proyecto Bilingüe o no, ya que la Administración ha hecho constar en esta legislación, que irán definiendo plazas bilingües aunque un centro no esté desarrollando este Proyecto. Del mismo modo, su formación en idiomas, que nos parece esencial, sigue siendo responsabilidad suya fuera de la permanencia en el centro y ni siquiera se especifica cómo se les va a puntuar por participar en estos programas educativos.

Como ya se ha planteado en los foros de negociación, abogamos por permitir la posibilidad de elección por las familias, dando la posibilidad de no participar en el proyecto por diferentes motivos, respetando una línea en castellano por lo menos en un radio geográfico cercano.

En definitiva, El Sindicato STAR defiende que un Proyecto de estas características debe centrarse fundamentalmente en la calidad y en la repercusión que pueda tener su aplicación sin repetir errores y puntos débiles cometidos en experiencias pilotos. Pero la realidad es que en lugar de potenciar, todo son trabas que van a hacer replantearse la continuidad a muchos centros Públicos y desanimar a otros tantos a iniciar un Proyecto con estos requisitos. Por todo lo expuesto STAR considera que esta Orden de Bilingüismo es una Orden que no ayuda ni a su implantación, ni a su estabilidad.

 

Breve

Enlaces útiles