STAR recuerda a la Administración Riojana que los empleados y empleadas públicos riojanos siguen viendo disminuidas sus retribuciones en los casos de baja por incapacidad temporal, cuando normativamente ya es posible  regular la supresión de este recorte, por lo que STAR  exige la inmediata publicación del Decreto que lo regule y que evite que se castigue a los trabajadores del sector público por enfermar.

La recuperación de este derecho siempre ha sido considerada prioritario entre las empleadas y empleados públicos en La Rioja por los perjuicios tanto económicos como personales que causa. El hecho de que los empleados públicos vean reducido sus retribuciones desde el primer día en que causen baja temporal por enfermedad , hace que los trabajadores acudan a su puesto de trabajo enfermos porque no se pueden permitir que su salario se vea reducido a la mitad por causar baja durante tres días. Así, esto repercute tanto  a la salud del trabajador, como a su poder adquisitivo, poniendo también en riesgo la calidad de los servicios públicos haciendo que sus trabajadores acudan enfermos a su puesto de trabajo.

Esta situación se ha perpetuado así desde 2012, como parte de todos los recortes aplicados en el sector público. Ocho años después, cuando jurídicamente a nivel estatal ya es posible revertirlo, en nuestra comunidad autónoma parece no ser un asunto urgente, supeditando su  puesta en marcha a la entrada en vigor de un Decreto del que a día de hoy no tenemos conocimiento.

Por lo tanto, pasados tres meses desde la publicación de los Presupuestos Generales del Estado, el complemento retributivo en los casos de Incapacidad Temporal ya debería haberse hecho efectivo. Sin embargo, parece que la Administración riojana no tiene prisa, y tampoco piensa en la retroactividad de este derecho  en su caso, con lo cual sigue “ahorrando” dinero a costa de la salud de las empleadas y empleados públicos de La Rioja, quienes siguen sin  tener “derecho a enfermar".

1 de Octubre de 2018.

 

Breve

Enlaces útiles