STAR insta a la Administración riojana a la puesta en marcha de un Plan de Igualdad en la Administración riojana en todos sus ámbitos para garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres para las trabajadoras y trabajadores del sector público riojano, cumpliendo así las directrices marcadas por la normativa vigente a nivel nacional.

Recientemente a través del Real Decreto Ley 6/2019 de 1 de marzo de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo se extiende la obligación de contar con un Plan de Igualdad a las empresas que cuenten con 50 o más trabajadores, quedando no obstante este Decreto Ley vigente provisionalmente, pendiente de convalidación.

Este deber de contar con un Plan de Igualdad se amplía así, siendo anteriormente extensible a las empresas con más de 250 trabajadores. Ante esto, resulta chocante que las Administraciones Públicas en general vayan muy por detrás del tejido empresarial. En concreto, en la Administración riojana no contamos con un Plan de Igualdad en ninguno de los ámbitos del empleo público, ni parece ser un asunto que esté en la agenda.

STAR ya ha manifestado en varias ocasiones ante la Administración autonómica y al Servicio Riojano de Salud, así como a la Universidad de La Rioja la necesidad de establecer un Plan de Igualdad para su personal, de manera que se garantice la inclusión de la perspectiva de género en la política de recursos humanos que afecta a las trabajadoras y trabajadores del sector público riojano.

Si analizamos los datos, a fecha 1 de enero de 2018, y según datos desprendidos del Informe de Impacto de Género que acompaña a los Presupuestos Generales de la CAR 2019, de un total de 11.365 personas, un 72.4% son mujeres, frente a un 27.6% de la plantilla que son hombres. Estas cifras muestran una clara sobrerrepresentación de la mujer en la Administración. Estos porcentajes se mantienen y son similares e incluso algo superiores si analizamos la plantilla entre los diferentes sectores de la Administración, así como en el Servicio Riojano de Salud.

Nos encontramos así ante una Administración muy feminizada, y en el que existe a priori cierta segregación horizontal y vertical, por lo que además de por cumplir la obligatoriedad que marca la Ley, STAR considera que la Administración riojana debe hacer un ejercicio de responsabilidad con los trabajadores y trabajadoras del sector público.

El Plan de Igualdad debe ser una herramienta que permita garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el sector público, y a través del cual se deben contemplar diferentes áreas, entre ellas el ámbito de la clasificación y promoción profesional, formación, condiciones de trabajo, ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral, o la prevención del acoso sexual y por razón de sexo. Todo ello negociado con la representación legal de las trabajadoras y trabajadores.

Por todo lo anterior, el Sindicato STAR, como sindicato representativo en el ámbito de la Administración riojana, insta a la Administración a establecer un diagnóstico previo para la elaboración posterior de un Plan de Igualdad, tanto en el ámbito de la Administración de la Comunidad Autónoma de La Rioja en todos sus ámbitos, como en el Servicio Riojano de Salud, así como en la Universidad de La Rioja, para garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la política de recursos humanos del sector público riojano.

8 de abril de 2019.

Breve

Enlaces útiles