STAR   insta a la Administración a modificar el sistema de gestión de las situaciones de baja médica por enfermedad común o por accidente de trabajo de los empleados públicos riojanos, de manera que sean gestionadas directamente por el sistema público de salud , en lugar de por compañías privadas. 

Que los empleados públicos tengan gestionadas sus bajas médicas por enfermedad común o accidente de trabajo por compañías privadas es cuanto menos paradójico.

Esto es así para todos los empleados públicos de La Rioja. Pese a que la baja médica se debe gestionar desde el sistema público de salud, bien a través de los médicos de familia, o a través del servicio de urgencias, el seguimiento de dicha baja corresponde a la mutua. Esto tiene varios inconvenientes: por un lado, existe un doble control sobre el trabajador, ya que debe responder y justificar su situación ante la mutua,  pese a estar su estado de salud avalada por un profesional sanitario, en este caso el médico de familia.

Por otro lado, esto no es sino en cierto modo privatizar la sanidad pública. Sin entrar en casos concretos y sin poner en duda la profesionalidad en general  de quienes forman parte de las compañías privadas, es cierto que la tendencia que se observa en la práctica  es acortar los tiempos de baja en lo posible en aras de reducir el absentismo laboral, lo que hace que en ocasiones se acorten también  o no se completen   los tratamientos prescritos.

Así, y dado la gestión de las bajas lleva consigo dotación de presupuesto, que en este caso se destina a dichas  compañías, STAR considera que lo coherente sería que ese presupuesto revierta en nuestro sistema público de salud en aras de dotarle de los medios necesarios para que la gestión  y  atención de los accidentes laborales y enfermedad común  de los empleados públicos sea realizado por el Servicio Riojano de Salud.

De este modo, y como en otras ocasiones, el Sindicato STAR, como Sindicato representativo de la administración autonómica, defiende siempre los servicios públicos  a cargo de empleados públicos, e  insta así a la Administración a otorgar la gestión directa de las situaciones de baja médica de los empleados públicos riojanos. 

Breve

Enlaces útiles