STAR insta al refuerzo de los servicios de atención primaria y urgencias, como puerta de acceso al sistema sanitario,  fundamental para la detección y prevención, así como a la puesta en marcha del anunciado Programa de Prevención y Abordaje de la Conducta Suicida.

Con motivo del  Día Mundial de prevención del suicidio, 10 de septiembre,  desde el Sindicato STAR queremos poner de manifiesto la importancia de este aspecto, contemplado  dentro de los programas de  Salud Mental en el ámbito del Servicio Riojano de Salud, pero con programas que si bien están previstos, no se han puesto en marcha.
Hablamos de un tema que tiene una gran prevalencia. Tratándose de  una de las principales causas de muerte no natural  en nuestro país, sigue siendo aún un tema tabú  que trata de permanecer oculto dentro de nuestra sociedad. La conducta suicida es vista por desgracia todavía hoy, casi con un estigma  o un  fracaso que debe permanecer tapado  de forma que no desluzca una sociedad  en la que solo prima el éxito y el triunfo.
Nos encontramos además con un aspecto que afecta a todas las franjas de población , independientemente de la clase social , edad o situación. Casos de bulling desde la más temprana adolescencia, soledad, abandono de la vejez, pasando por  problemas en etapas intermedias de la vida como crisis económica, paro, pérdidas de salario y desahucios hipotecarios. Son todos ellos factores que pueden hacer proliferar este tipo de conductas.
Es por ello fundamental que desde los Servicios de Salud, principalmente desde su puerta de acceso de los ciudadanos como son la Atención Primaria y los Servicios de  Urgencias se trabajen en la detección y prevención del suicidio al objeto de su derivación a las unidades más adecuadas, dentro del ámbito de la Salud Mental existentes, para prestarles la atención debida.
Hace un año el Servicio Riojano de Salud nos informaba de dos intervenciones planificadas para el año 2018, las cuales aún no vemos plasmadas a día de hoy. La primera de ellas es un Programa de Prevención del suicidio en los centros escolares y la segunda línea es la mejora de los métodos de evaluación del suicidio en atención primaria y urgencias hospitalarias. Ha pasado un año desde el anuncio de dichas medidas, creemos que debiera dársele un nuevo impulso para que se instaure plenamente en aquellos ámbitos donde aún no lo esté y se potencie su funcionamiento allá donde ya se ha empezado a dar tímidos pasos para su implantación, ya que  ni el personal ni los centros implicados han sido formados ni adecuados para poder llevar a cabo el primer Programa de Prevención y Abordaje de la Conducta Suicida en nuestra comunidad.
Por todo ello desde el Sindicato STAR solicitamos la implantación sin demoras del  Programa de Prevención de la Conducta Suicida en La Rioja, con su consecuente dotación de recursos humanos y económicos  para que en unión de los recursos ya existentes nos hagan hacer un correcto abordaje de un  grave problema de salud que puede prevenirse. Este debe ser el primer escalón con el fin de prevenir y evitar este tipo de conductas.

Breve

Enlaces útiles