Mientras se debate sobre el Real Decreto de la Prescripción Enfermera y su aplicación, los profesionales de enfermería del SERIS se encuentran en una situación de inseguridad jurídica por entrar éste en contradicción con las tareas que vienen desarrollando en su labor profesional habitual.

 

El 23 de octubre del pasado año se publico el Real Decreto de Prescripción Enfermera, en el cual en el último momento  se introdujeron modificaciones que suponen un cambio en  la Ley de Medicamento,  marco legal que regula las competencias de los profesionales de enfermería.

La aplicación de este nuevo Decreto supone que las funciones a la hora de administrar los medicamentos estarán muy limitadas , lo que afectará al paciente en primer lugar, y al gremio enfermero que verá limitado su trabajo si quiere desarrollarlo dentro del marco legal.

En el trabajo diario los enfermeros prescriben medicamentos de acuerdo a los protocolos y guías clínicas, sin el diagnóstico ni la prescripción previa del facultativo. Un claro ejemplo de esto es la administración de vacunas, o la elección de material en curas.

Así, se ha pasado de una situación en la que ninguna norma daba cobertura legal a una labor profesional en la que se realizan la prescripción en determinados momentos,   a una situación de ilegalidad por estar expresamente regulado que no es competencia del enfermero/a la prescripción de medicamentos.

Actualmente nuestra Consejería de Salud, al igual que en otras Comunidades Autónomas, ha dado instrucciones a los profesionales de enfermería del Servicio Riojano de Salud a seguir actuando en su puesto  de trabajo como lo hacían antes de la publicación del Real Decreto. En otras palabras, la Administración insta a sus trabajadores a incumplir la normativa vigente.

STAR, como sindicato representativo en la Administración autonómica, solicita que se tomen las medidas pertinentes para que la enfermería recupere sus funciones y pueda ejercer su labor profesional de acuerdo a la normativa vigente, acabando con esta situación de inseguridad jurídica, y favoreciendo que la labor profesional de la enfermería se  realice de la manera más eficaz  para garantizar una  adecuada atención al paciente.